La única noticia en los periódicos de este año se refiere al accidente que tuvo el “mariscal de Alpera”, “hermano del jefe político”. “yendo montado en su caballo, se cayó y quedó muerto en el suelo”. La noticia comenta era el único progresista del pueblo y que dejaba “a sus hijos bastantes haciendas

Saltamos a 1846 año en el que el periódico “El pensamiento de la Nación” publica los “distritos electorales para el nombramiento de diputados a Cortes”. Alpera queda adscrito al distrito número 2 con cabeza en Montealegre con “2496 almas”

Seguimos adelantando en el tiempo y llegamos a 1848. En el mes de Octubre “El Observador” publica la siguiente noticia “anunciando la completa derrota de la facción que andaba por los pueblos del estado de Jorquera*, y que días atrás estuvo en Carcelén y Alpera”. Días después, 26 de Octubre, el periódico “El Clamor Público” amplió la noticia de la siguiente manera:” en la mañana del 19 penetró en la provincia la facción del cabecilla Alejandro Rubio, presentándose en Alpera”. Por dicha noticia sabemos que fue atacada en Alatoz y dispersada.

Pasamos en este recorrido por el siglo XIX en la prensa al año 1850 en el que sólo nos encontramos con un nombramiento por “Real Cédula” de “una escribanía numeraria a don Antonio Belmar Villaescusa”

En 1851 “El Diario de Avisos de Madrid” el 21 de febrero publica el anuncio del Obispado de Cartagena anunciando las subastas de “un pedazo de tierra en la Hoyuela”, “propiedad del Santuario de San Roque” por la cantidad de “555 reales y 11 maravedíes” y de una casa en el callejón de la Virgen por “3000 reales”

En diciembre “El Clamor Público” publica el nombramiento de cura de Alpera a Don José María Bellosí.

En 1854 y siguiendo nuestro paseo periodístico por el siglo XIX aparece uno de los mayores logros sociales del siglo XIX, el ferrocarril. Según la información publicada por “La época” en su edición de 24 de abril “la segunda sección de la línea desde Albacete a Almansa que pasa por Peñacárcel y Alpera a Almansa tiene una longitud de 80 km, de las cuales hay 29,5 actualmente en construcción”

Unos mese más tarde el 24 de septiembre el diario “La España” publica información sobre la Feria de Albacete y se hace eco de la epidemia de cólera que tuvo lugar en Alpera y otros pueblos de la provincia.

Siguiendo las noticias publicadas por la prensa de aquellos años nos vamos a 1856 año en el que “La Época” de 18 de Septiembre nos dice que “desde que han terminado las faenas de recolección ha renacido la actividad en las obras de sección de Albacete a Almansa” y añade que “cuenta hoy con más de 1600 operarios dedicados al terraplén de la torre de Capitán y a los desmontes de Alpera”. También nos informa que “se ha comenzado la estación de Alpera”

La obra debía estar terminada para el 10 de enero pero que no lo estará hasta fin de marzo.

Ese mismo año el mismo periódico comunica que ya se ha “comenzado a sentar la vía en Villar y Alpera”

Seguimos nuestro recorrido por este siglo lleno de grandes acontecimientos y desarrollo enorme y llegamos a 1857 y el 26 de enero el diario “La Época” publica que “las estaciones de Chinchilla, Villar y Alpera están casi concluidas”

El 5 de marzo “La Época “nos comenta que “entre Alpera y Chinchilla está colocada y nivelada toda la vía con la primera capa de lastre” y en la estación “de Alpera se establece la armadura”

Saltamos a junio de ese mismo año y “La Discusión“ publica una carta fechada en Alpera que narra los problemas laborales por los que pasan los trabajadores del ferrocarril, “siendo siempre la persona paciente los pobres braceros; estos infelices, que si se reclamara lo que en justicia se les debe, indudablemente se les llamaría incendiarios…..” Por lo que nos cuenta el periódico la subcontrata a la que se le adjudicó la obra estaba formada por “personas aventureras…..declarándose en quiebra, cuando más podían perder los trabajadores y cuando más deudas dejaban en las subastas” En el artículo publicado es dicho diario continúan escribiendo que “ los pagos se hacían por quincenas o mensualidades vencidas; llegó una de estas quiebras y se suspenden los trabajos” y continua el redactor del periódico “ ¿quién paga la mensualidad vencida? “

Continuando con el mismo artículo dice que después de muchos viajes de los trabajadores al fin consiguieron que se les “pagara con un descuento escandaloso”. Por lo visto esto no era raro dado como lo tratan en el periódico. Más adelante la información sigue comentando que así varias veces hasta “que la tomó a su cargo una persona que cumplía bien, concurrían a él muchos brazos y adelantó mucho en poco tiempo”. Pero “también llegó su vez” y “tres meses han trascurrido y al fin vino el dinero”. Pero también los trabajadores tuvieron que pagar una parte pues de “cada veinte reales se les está descontando tres y medio”. El periódico apostilla “seguramente ignoran que el gobierno dispuso que no se les descontara nada a los empleados”

Rafael Jara Pozuelo