Siguiendo el recorrido por el siglo XIX en la prensa madrileña, llegamos al año 1869, ya que en el 1868 no aparece ninguna referencia a nuestro pueblo en los periódicos. La primera noticia es de marzo y se refiere a “una exposición firmada por varios ciudadanos y ciudadanas de Alpera, contra las quintas” La exposición la leyó el Sr. Joarizti en las Cortes Constituyentes del 20 de Marzo de 1869, en la que preguntaba al Gobierno de entonces “ Se ha dicho que el Gobierno está decidido a que el primer domingo de abril se proceda al sorteo de la quinta, aún cuando las Cortes no la hayan decretado; deseo saber si es cierto”

Hasta septiembre no encontramos otra referencia a nuestro pueblo y es en el periódico “La Discusión” en su edición de 19 de septiembre informa “el día 16 del actual tuvo lugar una manifestación republicana en Alpera” y continua informando el periódico que asistieron ”los comités republicanos de los distritos inmediatos”. En dicho acto los ponentes “dirigieron la palabra al pueblo, encomiándole las ventajas de la República federal sobre toda otra forma de gobierno”

El año 1870 vuelve a ser el tren el protagonista de la primera noticia. Así el diario “La Época” de 14 de enero nos comenta: “El tren- correo que venía el sábado de Alicante descarriló cerca de Alpera”. La causa del descarrilamiento fue como en otras ocasiones “por consecuencia de la gran cantidad de nieve, que obstruía la vía”. Por otra parte el tren que bajaba de Madrid “ha sufrido también detención por igual motivo”. Al final de la noticia comenta que “no ha ocurrido desgracia alguna “

En la misma edición del 14 de septiembre de 1870 “El Imparcial” informa que “el día 13 comienzan las ferias de Hellín y Alpera “

Asimismo nos anuncia que el día 15 se celebrará “una  manifestación republicana a favor de la república francesa”. Sin embargo el día 20 “La Discusión” nos informa:”En Alpera no ha podido verificarse la manifestación republicana anunciada” No se pudo realizar “por oponerse a ello el señor alcalde de dicho pueblo”(1).

El mismo día 20 el diario “La Iberia” publica “la relación de exposiciones llegadas al Gobierno a favor de la candidatura” de Amadeo de Saboya a la corona de España una vez que la reina Isabel II fue derrocada en 1868 y el Gobierno Provisional buscaba un rey para sustituirla, y entre ellas la “Del Ayuntamiento y vecinos de Alpera”

“El Imparcial” de 25 de marzo de 1872,publica el anuncio siguiente “Hallándose vacante la secretaría del ayuntamiento de Alpera, dotada con 1.000 pesetas” se anuncia para que los ” aspirantes la solicitarán en el término de 30 días desde ayer”

En mayo “La Iberia” publica una carta del ayuntamiento de Alpera dirigida “Al Excmo. Señor presidente del Consejo de ministros” que reza de la siguiente manera: “Los que suscriben, concejales  que componen el Ayuntamiento popular de Alpera”. La carta fechada en Alpera el 28 de abril sigue diciendo: “Que están identificados con las conquistas revolucionarias y que ante la insurrección carlista ofrecen al Gobierno de S.M. su más leal y decidido apoyo, estando dispuestos a tomar las armas, si necesario fuese, en defensa de las instituciones vigentes y del orden público perturbado, ocupando para ello el puesto de peligro que V.E. se digne señalarles”

El 17 de  julio “La Correspondencia de España” publica un problema ferroviario más: “detenido el tren-  correo entre Villar y Alpera a consecuencia de un fuerte aluvión en la tarde de ayer”. La noticia comentaba que  estaba “interceptada también la comunicación telegráfica”. Esta noticia es ampliada en el periódico “La Época” de 20 de julio: “El día 16, serían las cuatro de la tarde, descargó tan horrorosa tempestad en este pueblo, como no la recordaban haber visto sus más ancianos moradores”. Pero el relato de los hechos no acaba aquí, continúan relatando:”Una lluvia torrencial; acompañada de gran pedrisco y huracán desenfrenado, se sucedieron  simultáneamente en las tres horas que la tormenta duró”. La descripción de la tormenta sigue “la consternación y alarma que desde el primer momento dominaron a todos eran indecibles, y esto porque comprendían los fatales resultados que se habían de suceder en un pueblo completamente agrícola, con frutos pendientes de recolección”

“No eran infundados los temores”.” Desde luego se vió que muchos edificios habían sido quebrantados  por el aluvión, que otros, a través de sus más espesos muros, daban paso al agua estancada en las habitaciones, y que alguno estaba hundido en parte o en totalidad”. “Sin embargo, de las pérdidas en los edificios, son los campos los que más han padecido”

“Las mieses segadas han sido arrasadas en muchos puntos por la impetuosa corriente de las aguas; en otros cubiertas de arena, y en las más, destruidas por la piedra que ha llevado su influencia devastadora a casi toda la jurisdicción, no dejando propiedad alguna en condiciones favorables para el cultivo”

En 1873, “La Época” de 15 de marzo hace referencia a nuestro pueblo relatan que había salido “una columna  compuesta por 140 voluntarios de la república y 20 guardias civiles al mando del comandante Sr. Tablares, con dirección a Alpera, punto amenazado por una partida carlista”

“El Imparcial” de 15 de marzo comenta también la noticia : “Anteanoche salió de Albacete una columna”

“El Imparcial” de 16 de marzo:”La facción de la provincia de Albacete ha cortado ayer el telégrafo entre Villar y Alpera, habiendo salido 16 voluntarios de la República al mando del capitán Rueda en su persecución”

“La Esperanza” de 17 de marzo, además de comentar la noticia anterior la actualiza “En Alpera entró anoche una partida carlista, reunió al ayuntamiento y le exigió un trimestre de la contribución y raciones, abandonando enseguida dicha población”

“La Esperanza” de 20 de marzo de 1873 publica una carta que había sido publicada por otro periódico titulado “El Católico”:

ALMANSA 15 de marzo de 1873

Señor Directo de El Católico,

Muy señor mío: El jueves 13 del corriente mes recibió aviso la autoridad del pueblo de Alpera de que la partida carlista mandada por el jefe D. Ramón García Montes se encontraba en una aldea inmediata al pueblo; el vecindario, que no es nada adicto a la causa carlista, le acometió un pánico indecible; a las nueve de la noche, cuando ya se aproximaron más, promovióse una escena de alarma y sobresalto imponente; trascurridos algunos minutos se tranquilizaron los ánimos algún tanto, por suponerse pasarían sin entrar en el pueblo; cuando a pocos instantes mandó recado el Sr. García Montes del punto contiguo al pueblo que se encontraba, salió una comisión, que fe recibida con la mayor atención y amabilidad.  Pidieron 160 raciones de pan y 80 de tocino; preguntaron si había fondos de contribución o municipales ,y se les contestó negativamente, por no haberlos; en este caso, replicó el jefe: es preciso se me reúnan 4.000 reales por carecer de recursos; y sólo se pudo conseguir reunirles 1.937, con lo que se conformó y quedó satisfecho.

Por fin, a las doce de la noche hizo la entrada en el pueblo la partida, fuerte de unos 160 a 200 hombres, perfectamente armados y equipados, poseídos todos ellos de grande entusiasmo y valor de esa fuerza de espíritu que sólo comunica la fe y la verdadera religión, simpatizando al propio tiempo con todas las personas del pueblo, que se acercaron a ellos sin distinción de opiniones.

El jefe, D. Ramón García Montes, a la par de estar dotado de brillantes cualidades, reúne las del valor, arrojo y entusiasta fiel por su causa, lo propio que D. Bartolomé Sopena, segundo jefe.

A los primeros albores del dia marcharon del pueblo, y a los pocos momentos entró fuerza republicana de Albacete y Guardia Civil, pero no se batieron.

Suyo afectísimo- El Corresponsal

 

“La Discusión” de 22 de marzo: “La partida Roche, que fue la que penetró en Alpera(Albacete), vaga entre Montealegre y Venta de la Encina, según las últimas noticias se hallaba en el termino de Fuente La Higuera, va en dispersión, y sólo ha quedado reducida a 50 hombres, fuerzas de la guardia civil y ejército la persiguen.

El  12 de mayo varios diarios publican:“ El 29 subastará el  ayuntamiento de Alpera (Albacete) el alumbramiento, conducción y distribución de aguas potables en dicha villa, con la maquinaria y tubería, bajo el tipo de 35.196 ½ pesetas”

En 1874 “Las Circunstancias”  de 12 de enero: “Una de las cortaduras hechas por los carlistas en las vías férrea y telegráfica, fue entre Villar y Alpera, la otra entre Minaya y La Roda”

“La Época“  de 21 de marzo: “A nosotros se nos ha asegurado que Santés, después de cortar la vía férrea en Alpera, tomó la dirección de la provincia de Valencia, conduciendo su infantería en wagones por el ferro- carril. Las columnas Weyler y Calleja iban a su alcance, y si no cambia de dirección repentinamente, el encuentro es indudable.”

“El Imparcial” de 29 de marzo cuenta ”El 26 por la noche se hallaba la facción Roche en las inmediaciones de Alpera”

“La Discusión” de 16 de mayo  dice: “ A las diez de la noche del 13 penetró por sorpresa en Alpera,  provincia de Albacete, una partida carlista de unos 30 ginetes y 40 infantes al mando de Roche, habiendo permanecido en la misma hasta las seis de la mañana de ayer, hora en que salió hacia la Bella. Han exigido a algunos contribuyentes la cuota de 400 reales, y se han llevado los recibos de la contribución”

“La Época” de 16 de agosto: “Por un carlista que se ha presentado al alcalde de Alpera de la provincia de Albacete, se sabe que  la partida al mando de Roche, compuesta por 59 hombres, la mayor parte montados , la dejó en las Anorias, estenuados de fatiga los caballos, teniendo que ir desmontados durante las marchas. Desde hace tres días han desertado 32 hombres, y el resto de la partida va en completo desaliento”

“La Correspondencia de España” de 17 de septiembre “ Esta mañana ha llegado a la estación de Almansa, sin previo aviso, un tren de mercancías. Se cree sea una nueva fechoría de los carlistas, pues según los datos que hemos podido adquirir, dicho tren ha salido de la estación de Alpera o Villar, sin personal, y con los hilos del telégrafo amarrados al último wagon”

“La Correspondencia de España” de 18 de septiembre “ El Inspector Sr.Ochoa, a las ocho y 35 de anoche dice desde Albacete: “Acabo de regresar desde Alpera. Los carlistas en gran número a una legua de la via. El tren num. 7 no saldrá de Almansa hasta que sea de día”

“La Correspondencia de España” de 18 de septiembre: “Nuestro celoso corresponsal de Albacete nos envía las siguientes noticias: Albacete, 17. Aunque por telégrafo habrán Vds. tenido ya noticia de lo ocurrido con un tren de mercancías soltado por los carlistas desde Alpera, voy a darles algunos detalles, de cuya veracidad respondo. Ya ayer se sabía que una partida carlista se había acercado al Júcar y que se encontraba a seis leguas de esta ciudad. Dicha partida, compuesta según  algunos de unos 2.000 hombres, y según otros de 1.000 ( esto es lo más verosímil) se dirigió esta mañana sobre la vía, con objeto de apoderarse del tren núm 8 , lo que no consiguió, porque cuando los carlistas llegaron habían ya pasado; pero a poco llegó el  105 al kilometro 331 donde los carlistas le detuvieron y después de atropellar al personal, hasta el estremo de arrodillarlos para fusilarlos, de haber saqueado los wagones del tren , ataron los alambres del telégrafo a éste y, con alta presión la máquina, la dejaron retroceder solo, pasando como un relámpago por la estación de Alpera, en ocasión que había salido de Almansa un tren especial de mercancías para el Villar. El jefe de Alpera dio inmediatamente conocimiento al de Almansa y este hizo salir al piloto a toda velocidad a ver si podía alcanzar el tren especial, lo cual consiguió, pudiéndose así evitar la gran catástrofe del choque de los dos trenes. A las tres de esta tarde ha salido el celoso inspector Sr. Ochoa con 60 hombres de tropa a explorar la vía y ver si se podían reparar las averías del telégrafo; pero desde Alpera tuvo que retroceder porque los carlistas permanecían en Bonete a una hora corta de la vía; y siendo en tan crecido número, no le era posible contrarrestarlos con los 60 soldados. Como no era fácil adivinar sus intenciones, dispuso dicho jefe que no saliera el tren 7 de Almansa, formado en esta ciudad con viajeros de Cartagena. Todas las casillas de los guardas del kilómetro 331 han sido quemadas. La avería causada en los postes telegráficos, aunque no de mucha extensión, es considerable, porque todos los postes están tronchados y los alambres partidos en tan pequeños pedazos, que es imposible empalmarlos”

“La Correspondencia de España” 18 de septiembre: “Ayer mañana llegaron a la estación de Alpera, casi al mismo tiempo que el tren – correo, dos carlistas, los cuales dijeron que a corta distancia de allí se encontraba una fuerte partida. No sabemos cual podrá ser esta ni quien la mandará; lo que si podemos asegurar es que bajaban de Albacete tropas en persecución de los insurrectos”

“La Correspondencia de España” de 20 de septiembre “Corren rumores de que los carlistas, situados en Alpera, han robado uno de los trenes que salieron de Almansa”

El mismo dia y en el mismo periódico: “Ayer mañana continuaba Valencia incomunicada con Madrid. Cortado el telégrafo entre Almansa y Alpera, no se sabía el estado de aquella línea. A pesar de ello el tren  - correo salió, con el propósito de llegar hasta Venta la Encina, continuar el camino, si encontraba libre la vía”

“La Discusión” de 22 de septiembre “ La facción que mandada por el cabecilla Lozano se corrió de Chelva por Casas Ibañez a Alpera, y saqueando allí un  tren de mercancías ha entorpecido estos días el servicio de la línea férrea, han continuado marchando hacia el sur, penetrando en la provincia de Murcia. Después de cruzar el ferro – carril de Alicante a Madrid en Alpera, ha seguido la dirección de la línea de Cartagena, intentando el viernes detener un tren cerca de Pozo Cañada, como en otro lugar decimos. No habiéndolo conseguido quemó la estación de aquel pueblo, posteriormente ha hecho lo mismo con la de Tobarra, junto a Hellín. Esta expedición, ejecutada rápidamente por una acción de 700 hombres, va mandada, como es sabido, por Lozano, que es natural de Jumilla y conoce perfectamente el terreno que ahora pisa. Ya hemos tenido ocasión de decir que los carlistas desean hace tiempo bajar a merodear por las provincias de Alicante y Murcia, pero todos sus cabecillas….”

En el mismo periódico se reproduce la carta  siguiente: “El jefe carlista Lozano ha dirigido a los jefes de estación de la línea de Alicante y Murcia el siguiente aviso:

“Dios, patria y rey.- Ejército real del Centro, 6ª brigada.

En lo sucesivo todo empleado de la línea férrea, tanto de la estación como del movimiento, que se encuentre a una hora de dicha via, después de recibir los auxilios espirituales será pasado por las armas. Las estaciones, materiales y demás efectos serán completamente destrozados, si circulan trenes.- Dios guarde a V. muchos años .-Alpera 17 de septiembre de 1874.-El jefe de la Brigada(firmado) Miguel Lozano.- Señor jefe de la estación de Alpera.- El capitán (firmado) Pío Hernández”

“La Correspondencia de España” de 29 de septiembre nos cuenta:” De Las Provincias de Valencia correspondiente al domingo copiamos las siguientes noticias: “Ayer mañana comenzó a circular en Valencia el rumor de haber sido derrotada la facción Cucala. Cuando llegó el tren – correo de Madrid, dijeron los pasajeros que la noche anterior habían pasado por la línea del ferrocarril entre Almansa y Alpera, algunos grupos de facciosos fugitivos y dispersos, a consecuencia de una acción cerca de Yecla. Ha habido, en efecto, un ligero encuentro, que ha motivado esta dispersión, y parece que los carlistas de Cucala se reúnan otra vez hacia la parte de Ayora para repasar el Júcar”

“La Iberia” de 13 de octubre:  “La brigada Fajardo ha estado últimamente en Alpera durante tres días; de aquel punto salió con objeto determinado.”

“La Época” de 19 de octubre : “La línea telegráfica entre Alpera y Almansa ha sido cortada por el cabecilla  faccioso Sales, que con unos 15 hombres recorre aquellos pueblos, causando todo género de destrozos y cometiendo mil tropelías”

“El Imparcial de 2 de noviembre: “Ayer tarde se recibió en Madrid el siguiente telegrama: Gobernador civil de Albacete ministro de Gobernación.

-El alcalde de Almansa en telegrama de hoy a las cuatro y 42 me dice lo que sigue: Anoche tuvo mi autoridad noticia que en la labor titulada   el Bosque, término de Alpera, se habían presentado 12 o 15 carlistas,  mandados por un tal Sales, y puesto de acuerdo con el señor coronel Navidad, se dispusieron dos columnas una al mando de dicho señor y otra a las órdenes del ayudante Rico de Granada; el primero por la vía férrea marchó a la labor del Bosque y el segundo salió a colocarse en Meca antes de romper el día, y apenas se vió, descubrió la partida que alcanzándola fue ocupada, resultando un muerto, dos heridos y cuatro prisioneros entre ellos el cabecilla Sales, quedando éstos en las cárceles y los heridos en el hospital”

Rafael Jara Pozuelo

(1)    Hay que recordar que en 1868 fue derrocada la reina Isabel II y fue nombrado rey  Amadeo de Saboya y en 1873 se proclamó la Primera República